exCichlasoma salvini (Günther, 1862)

exCichlasoma salvini exCichlasoma salvini Fotografía realizada por: Omar Barajas

Nombre común

Cíclido Salvini, Mojarra Pico de Gallo, Cíclido Tricolor.

Clasificación

Clase

Actinopterygii.

Orden

Perciformes.

Familia

Cichlidae.

Subfamilia

Cichlasomatinae.

Distribución

En México, desde el Río Otapa en el estado de Veracruz hasta los ríos que cruzan la península de Yucatán al Sur del país. En Centroamérica, puede encontrarse en Belice, Guatemala y Honduras.

Biotopo

Cursos y cuerpos de agua generalmente turbia o poco clara en medio del bosque tropical, Debido a la cercanía de grandes árboles y densa vegetación, las aguas donde habitan los Salvini suelen contener gran cantidad de ramas y hojas.

Forma

De cuerpo ovalado, pero aguzado hacia la boca, es un pez musculoso y algo corpulento. Tiene forma hidrodinámica y mandíbulas fuertes adecuadas para un depredador.

Coloración

Es de los cíclidos más coloridos que existen. La coloración del cuerpo se basa en un intenso amarillo de fondo, surcado por manchas negras alineadas de tal forma que dan la impresión de formar dos franjas que cruzan desde la cabeza, hasta el pedúnculo caudal. Uno de los aspectos que lo hacen más vistoso, es el tono rojizo que suele presentar en la parte ventral del cuerpo, así como también en las aletas caudal y anal. Aunado a eso, también muestra iridiscencias azul eléctrico, tanto en el cuerpo, como en las aletas dorsal y anal. Todos estos contrastantes colores, lo hacen sin duda alguna, uno de los cíclidos más bellos del mundo.

Tamaño

14 a 18 cm.

Diferencias sexuales

Los machos son más grandes y corpulentos. Mientras que los machos alcanzan 18 cm, las hembras suelen quedarse en 14 cm. Sin embargo, las hembras suelen ser más coloridas que los machos y el tono rojizo en sus vientres y aletas es mucho más encendido. Las aletas de los machos son más desarrolladas y terminan en puntas largas, por el contrario las aletas de las hembras son evidentemente más cortas. Las hembras presentan una mancha negra en el centro de la aleta dorsal, ausente en el caso de los machos. De igual manera, las hembras suelen presentar manchas negras muy marcadas en la parte baja de los opérculos, los machos sin embargo, la mayoría de las veces carecen de estas manchas y cuando llegan a presentarlas son evidentemente más pequeñas y menos marcadas que en el caso de las hembras.

Acuario

Desde los 150 litros para una pareja, preferenciando el largo del acuario sobre las otras dos dimensiones. El sustrato podrá ser desde grava no muy gruesa, hasta arena. El acuario deberá contar con rocas y raíces que formen escondites y refugios, sin perder de vista que el Salvini también necesita de espacios libres para nadar. Se pueden incluir plantas resistentes, aseguradas a rocas y troncos, del tipo de las Anubias y Microsorium pteropus.

Temperatura

24 – 30°

Agua

pH entre 7.0 a 8.0

Alimentación

Esencialmente carnívora. Sin embargo se adapta fácilmente a una alimentación omnívora, con la condición de que reciba regularmente un aporte proteico del tipo que contiene la carne de pez y toda clase de mariscos e invertebrados acuáticos. Se deben evitar los aportes de alimentos grasos contenidos en las carnes de animales terrestres, pues a la larga le provocarían problemas digestivos y de obstrucción intestinal. En el mercado acuariófilo existen alimentos especializados, muy buenos para todo tipo de cíclidos, una mezcla de varios alimentos de buena calidad, complementados con alimento vivo, congelado o liofilizado, y tendremos ejemplares hermosos y bien nutridos.

Comportamiento

Bastante territorial. En el acuario, no se tolerará entre machos de su misma especie. Sin embargo, puede convivir con otras especies de similar tamaño o ligeramente más grandes y de suficiente carácter para que soporten su territorialidad. De hecho, la presencia de otros cíclidos y peces de movimiento continuo, puede contribuir a distraer las agresiones focalizadas y servirá también para que nuestros ejemplares no se la pasen escondidos.

Reproducción

Una vez que se establezca una pareja, ésta limpiará concienzudamente alguna roca, raíz o tronco colocados en el centro de su territorio y de ser posible flanqueados y protegidos por estructuras del mismo tipo.

Concluida la limpieza de la zona, la hembra depositará alrededor de 500 huevecillos, en varias pasadas. En cada pasada el macho la seguirá e irá fertilizando los huevos inmediatamente.

Una vez concluida la puesta, el macho se dedicará a defenderla de cualquier amenaza, aún tratándose de peces más grandes. La hembra por su parte enfoca sus esfuerzos en mantener oxigenados a los huevecillos, para lo cual agita sus aletas pectorales cerca de estos. De igual forma la hembra retirará tanto los huevos que no se hayan alcanzado a fertilizar, como los que se hayan dañado en el proceso, esto lo hace para evitar la proliferación de hongos cercana a los huevos sanos.

Macho y hembra se pueden alternar en el cuidado de la puesta, para así poderse alimentar en ese breve espacio.

En un periodo de entre 48 a 72 horas, los huevos comenzarán a eclosionar y de ellos emergerán pequeños alevines aun incapaces de nadar. Esto supone que no podrán alimentarse en su nuevo ambiente, sin embargo, los alevines poseen una reserva de yema que constituye su saco vitelino y éste los proveerá de nutrientes hasta que empiecen a nadar por sí mismos. Durante este periodo (aproximadamente 5 días) la hembra podría cambiarlos de lugar continuamente, obedeciendo a un instinto de protección.

Pasado este periodo, los alevines comenzarán a nadar y la hembra los dirigirá en la búsqueda de alimento. Las expediciones son cortas y dentro del territorio de los padres. Los alevines se alimentarán primeramente de las partículas de alimento y de la microfauna que puedan hallar en el agua. Eventualmente deben ser alimentados con productos dedicados para alevines, así como con artemia recién eclosionada.

Los padres se harán cargo de las crías durante poco más de un mes y si no sucede antes alguna eventualidad, los nuevos pececillos podrán ser retirados a otro acuario donde puedan crecer y desarrollarse.

Hay que tener cuidado de no retirar todos los alevines prematuramente, pues podemos romper el ciclo de reproducción y el macho intentará forzar a la hembra para que desove una vez más. Por lógica la hembra estará incapacitada para hacerlo tan pronto, luego entonces el macho podría atacarla y probablemente la mataría.

Notas

Su expectativa de vida es de aproximadamente 10 años. Mucha gente tacha a este tipo de peces como agresivos, sin embargo el Salvini sólo es un pez territorial y como el apelativo lo índica, sólo defenderá su territorio. En un acuario con el espacio adecuado, y con compañeros de similar tamaño y temperamento, no es tan probable que agreda a otro pez hasta el grado de matarlo. Las luchas y muertes entre cíclidos territoriales, las provocamos nosotros al querer confinarlos en espacios insuficientes o más pequeños de lo recomendado. Como todo buen cíclido, el Salvini aumenta su territorialidad en época de reproducción, así que no hay que escatimar nunca en lo que respecta al tamaño de los acuarios.

exCichlasoma salvini
exCichlasoma salvini
exCichlasoma salvini
exCichlasoma salvini
exCichlasoma salvini
exCichlasoma salvini (juvenil)
exCichlasoma salvini
exCichlasoma salvini
exCichlasoma salvini

Ficha elaborada por: Silver.

Galería fotgráfica

Medios

Vídeos realizados por Silver